27 febrero 2011

Domingo


Domingo de junio. Un día como cualquier otro para andar por las calles de Murcia. Un día como cualquier otro para echar mano de una Ilford Sporti y disparar sentida o compulsivamente. Un día como otro cualquiera para caer en la cuenta que de la necesidad del acto fotográfico a su absurdo hay una distancia muy corta.

Fotos del siglo XXI tomadas con una cámara de 1959. La película empleada fue Kodak Portra 400NC, iso 400, 120 mm.





3 comentarios:

Isica dijo...

La casi desierta Gran Vía en domingo... :)

Señor Werty dijo...

Pues si, siempre es un buen día para sacar fotos.

Sau2

H. dijo...

El en el resto del Arte, también, de su "necesidad a su absurdo hay una distancia muy corta..."
Ese "transeúnte solitario" es Julius !!!