24 junio 2009

Florencia VI



La pequeña iglesia románica de San Miniato al Monte pasa desapercibida a la mayoría de los miles de turistas que acuden a Firenze cada año, lo cual es una ventaja para los que la visitan. Para llegar a ella andando hay que subir empinadas cuestas y remontar cientos de escalones. Pero merece la pena: desde su elevada posición sobre una colina en Oltrarno (el otro lado del río Arno) desde allí nos deleitaremos con una de las mejores vistas de la ciudad, especialmente durante las puestas de sol.

Como muestran las fotos, los que acuden allí aprovechan para disfrutar de una paz difícil de encontrar en las animadas calles del centro.



6 comentarios:

Julio dijo...

Ya no sé qué decirte. La foto de la niña italiana, en la iglesia, la de la estatua...

ESO LO LLAMO YO POESÍA VISUAL.

Pepe dijo...

Enhorabuena.
Espectacular la foto de la iglesia.
Un saludo.

Señor Werty dijo...

Muy buenas fotos si señor.

sau2

Miquel dijo...

Cuantas ganas tengo de hacer estos viajes...esperaré que mis hijos sean algo mas mayores.
Preciosas fotos Néstor.
Salu2

Sergio López dijo...

Muy interesante tu trabajo, volveré por aquí. Un saludo.

Por cierto, la fotografia del señor con el repollo es buenísima!

Nelibri dijo...

Gracias por vuestras palabras.

Te espero por aquí, Sergio.

Saludos.