02 febrero 2009

Fiestas de San Blas y la Candelaria III



Hoy es el día grande de las fiestas del antiguo Barrio de Santa Eulalia en Murcia. Por segundo año consecutivo han contado conmigo para ilustrar portada, contraportada y algunas de las páginas interiores del libro-programa de festejos. Las fotos de esta entrega son parte de ellas. Agradecer desde aquí a la Comisión de Fiestas y en especial a Pepa Bastida (alma mater de que el librillo salga adelante) la confianza en mí depositada.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Eres un genio!,preiero tus fotos en blanco y negro. Khunpa

María dijo...

Muy bonitas, la verdad. A mí es que la fotografía me encanta.

ibeh dijo...

Por estas fechas hace cuatro años me vine a vivir a mi casa nueva...¡Qué recuerdos! para una sanjuanera que disfrutaba de las fiestas de su barrio vecino.

Preciosas las fotos artista

J dijo...

El otro día pasé por esos puestos que portan la bandera de España en los que venden objetos típicos de las ferias, frutos secos, golosinas, chucherías... y veía que los vendedores eran ancianos de toda la vida.

Una imagen muy normal en nuestra niñez que posiblemente desaparezca en poco tiempo, cuando nadie se haga cargo de esto.

Estas fotos tienen, además del valor artístico de un gran fotógrafo, un valor muy emotivo. Forman parte de nuestros recuerdos, de nosotros mismos.

Esto es España, y dentro de la pluripluralidad pluriplural pregunto... ¿habrá fiesta más típica que ésta?

María Manzanera dijo...

He estado en Madrid desde el Lunes pasado y no he visto las fiestas de mi barrio porque acabo de llegar esta noche, así que me ha gustado un montón encontrar tus fotos, como siempre. Me alegro mucho de que los de la comisión de festejos cuenten con tu colaboración.
En Madrid he visto la exposición de Walker Evans, que está en la Fundación Mapfre y me ha encantado, son copias auténticas de la época, algunas muy pequeñas, en papel baritado y mate ¡Que nostalgia ver un b/n así!...
Si, por casualidad, vas a Madrid, acercate a verlas, te encantarán.

Mucho ánimo Nestor y sigue deleitandonos.
Salud!