18 noviembre 2008

París, ¡oh lalá!



Llevo unos días sin aportarle nada al fotoblog, y es que acabo de regresar de pasar unos días en París, aprovechando que me quedaban unas pocas vacaciones. Tiempo otoñal con momentos de lluvia para disfrutar de sus calles, sus monumentos, su gastronomía (umm, deliciosos los escargots, la sopa de ajo, el queso...), el Sena, los museos y los cementerios decimonónicos. De casi todo menos del descuidado y en ocasiones pestilente metro parisino. Y eso que me habían comentado que era el mejor de Europa.

En mi visita coincidí con la celebración en la capital gala del Mes Europeo de la Fotografía, que culminaría después (ya no estaba allí) con Paris Photo en el carrusel del Louvre. La ciudad estaba repleta de exposiciones fotográficas en centros oficiales y en galerías privadas, aunque con unos horarios un tanto reducidos. Tuve tiempo de visitar algunas, asi que ya os comentaré en futuras entregas en las que, por supuesto, habrá más fotos parisinas. Au revoir!

2 comentarios:

El Circulo de Mauri dijo...

París es la ciudad del mundo que más me ha impresionado hasta el momento y creo que será dificil superarla.
Es maravilloso pasear por sus calles y seguro que tus objetivos no han dejado lugar sin captar.
Como anticipo las dos fotografías que muestras son magníficas pero estoy impaciente por ver la siguiente entrada.

ibeh dijo...

Sí Paris es preciosa, pero lo parece más a través de las fotos que tú captas.