16 junio 2008

Viajo en tren




Yo, para todo viaje
—siempre sobre la madera
de mi vagón de tercera—,
voy ligero de equipaje.
Si es de noche, porque no
acostumbro a dormir yo,
y de día, por mirar
los arbolitos pasar,
yo nunca duermo en el tren,
y, sin embargo, voy bien.
¡Este placer de alejarse!
Londres, Madrid, Ponferrada,
tan lindos... para marcharse.
Lo molesto es la llegada.
Luego, el tren, al caminar,
siempre nos hace soñar;
y casi, casi olvidamos
el jamelgo que montamos.

Antonio Machado



La primera de las imágenes muestra uno de esos antiguos y elegantes apeaderos , ya en desuso y en peligro de derrumbre inmediato (Ribera de Molina, Murcia). En la segunda un tren cruza un río cerca de Perth (Escocia), en una mañana neblinosa.

3 comentarios:

Meg dijo...

Me encanta la primera foto ( y es que me chiflan las fotos en B/N y a ti te salen geniales).

Varias veces he pasado cerca de ese lugar y es una lástima ver cómo se pueden llegar a deteriorar edificios que podrían revertir en beneficio de los pueblos que están cerca.

A pocos kilómetros de esa misma estación hay otra que ha sido cafetería (no sé si seguirá siéndolo).

Tenía un amigo de Madrid que andaba loco por montar una hospedería rural en Palancares, Cuenca, en una estación del estilo y le pusieron mil trabas en el Ministerio (creo que era fomento), cuando el edificio estaba en desuso desde los años 60 y casi en ruinas. No lo vendían, pero tampoco lo querían alquilar. Al final le perdí la pista a este chico y no sé cómo quedó la cosa.

Meg dijo...

Perdón, Palancares está en Guadalajara.

Nelibri dijo...

Pues cuando hice la foto, el año pasado, la cafetería sí que parece que estaba en uso.

Y respecto a la política de "conservación" a la que aludes, pues eso: pensamos igual. Una pena.