04 marzo 2007

Fiestas de san Blas


En pleno casco antiguo de Murcia se halla el histórico barrio de Santa Eulalia que todos los años al entrar febrero celebra sus fiestas en honor a san Blas, la Virgen de la Candelaria y san José. Aquí se encontraba una de las puertas de la muralla que daba rodeaba la ciudad, cuyos restos se conservan en parte y ahora se han acondicionado para formar parte de un museo. La Capilla de San José, que encargó ya en el s. XVII el gremio de carpinteros, aprovechó los muros de la iglesia de Santa Eulalia y de la fortificación musulmana para levantarse. Constituye por tanto el nucleo de mayor interés en una zona que albergó el arrabal judío de la ciudad medieval, con su sinagoga enclavada en él.

A pesar de las edificaciones importantes que se situaron en él que fueron derruidas (Palacio de los Guzmanes, capillas del Rosario y san Blas, Convento de frailes Trinitarios, Ermita de Sta. Quiteria, etc.) el barrio aún conserva un sabor diferente al resto de la ciudad. La presencia cercana de la Universidad, los bares y tabernas, le han dado un carácter estudiantil, que esperemos no desaparezca con la moderna proliferación de centros de ocio que "estabulan" a la gente en recintos cerrados.

La imposición de candelas para protegerse de los males de la garganta, la procesión, los rollicos bendecidos y samblases, las pelotas de cuero, el algodón de azucar... son recuerdos de mi infancia que afortunadamente aún perviven en las fiestas de barrio con más sabor añejo de las que se celebran en Murcia. Que no se pierdan.





3 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente reportaje.

Mayolongo dijo...

Gracias por dejarnos mirar.

Nelibri dijo...

Gracias a vosotros.